“La tecnología debe quedarse fuera de las aulas”

Todos somos conscientes del avance en materia de educación que ha experimentado nuestra sociedad. Las nuevas tecnologías se han abierto paso en las aulas y se cantan los beneficios y grandes ventajas que tiene usarlas con los alumnos, ya que favorecen un mejor aprendizaje.

Todo aquello que tiene grandes defensores, también tiene detractores, y este es el caso del Doctor en Comunicación de la Universidad de Oxford, Cristobal Cobo Romaní, que defiende la exclusión de las nuevas tecnologías de las aulas de clase, porque “no se han obtenido los resultados esperados, como una mayor preparación en los niños o una mayor facilidad para aprender idiomas.”

Aunque el Doctor defiende las redes sociales y el mundo 2,0 como métodos de aprendizaje alternativos, afirma que “la escuela 1.0 no puede enseñar al estudiante 3.0. El sistema de enseñanza normal no se adapta a las nuevas tecnologías.”

También añadió que “en el futuro tendremos aulas con abundante tecnología nueva, pero con viejos sistemas de evaluación, viejos incentivos. La tecnología no es una varita mágica. Hacen falta más cambios. El problema es que existe la tecnología, pero no hay acuerdo sobre cómo usarla.”

Con estas declaraciones, Cobo Romaní critica la fuerte inversión que se está realizando y la escasa formación para usar las TIC que se está impartiendo, así como denuncia que este cambio en la forma de impartir clases no funciona porque es utilizar un modelo nuevo sobre una base que ya está obsoleta.

El debate está abierto. ¿Realmente las TIC se están implantando de forma adecuada en nuestras escuelas?

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...