Blockchain, nueva herramienta de gobiernos y multinacionales

El Blockchain (o cadena de bloques) es mucho más que una tecnología innovadora y pionera, es una tecnología que permite la transferencia de datos digitales de una manera completamente segura, transparente y eficiente, gracias a una codificación muy sofisticada y cada vez más utilizada por gobiernos, inversores, multinacionales y emprendedores. Esta transferencia no necesita un intermediario que compruebe y aprueba la información, sino que está distribuida en diversos términos independientes entre sí que la registran y validan, comportándose así, como un inventario digital y público. Una vez que la información es introducida no puede ser borrada, solo se podrán añadir nuevos registros.

La prestigiosa revista The Economist la define como una base de datos distribuida que mantiene un listado de registros, o bloques, que está continuamente creciendo.

Este avance de codificación, que consiste en bloques concatenados de transacciones, permite a los competidores compartir un libro de contabilidad digital a través de una red de computadoras sin necesidad de una autoridad central. Ninguna parte tiene el poder de manipular los registros: los algoritmos matemáticos preservan la integridad de todas ellas.

Si eres una persona que le gusta mucho el Marketing Digital, y te interesa saber más sobre Blockchain, existe un programa para estudiar un Máster Oficial en Marketing Digital en Madriddonde se explica más a profundidad esta materia.

5 puntos clave para entender el Blockchain

  1. Transacción: Es la transferencia de criptomonedas de una persona a otra. Etherum (plataforma descentralizada para crear servicios en línea mediante blockchain, basados en contratos inteligentes) que incorpora un lenguaje de programación que permite automatizar y ofrece varios tipos de transacciones.
  2. La transacción se transmite a una red que es igual para todos: Una vez que se haya hecho la transacción, se envía a otros ordenadores de la red. Los nodos validarán la transacción siempre que haya seguido las reglas apropiadas. Luego los nodos aceptan la información que se convierte en un nuevo bloque y el bloque es enviado a la red de ordenadores que participan en el sistema.
  3. Verificación:  Estos ordenadores (también llamados “mineros” en la cadena de bloques bitcoin), organizan transacciones válidas recientes y una referencia criptográfica del bloque anterior, valoran las transacciones y, por medio de cálculos matemáticos, señalan sin son válidas, basándose en reglas acordadas. Cuando llegan a un “consenso” las transacciones se considerarán verificadas.
  4. Completar un nuevo bloque: El hash debe cumplir ciertas condiciones, en el caso de no hacerlo, el minero prueba otra semilla aleatoria (consiste en adivinar aleatoriamente un número) y vuelve a calcular el hash. Se necesita una gran cantidad de intentos para encontrar el hash válido.
  5. Añadir un nuevo bloque a la cadena: Cuando un nodo se convierte en el primero en resolver el encriptado de un nuevo bloque, envía el bloque al resto de la red para que lo apruebe y recibe criptomonedas como recompensa. La dificultad del proceso está codificada en el protocolo de la cadena de bloques; Bitcoin y Etherum están diseñados para que cada vez sea más fácil resolver un bloque.

El debate actual con respecto al Blockchain y el marketing digital se centra en qué hacer si el usuario quiere cobrar por ofrecer sus datos o por recibir un anuncio. Y es que claro, en el universo de la cadena de bloques cada usuario es propietario de sus datos y tiene el control absoluto sobre su valor. En el Máster Oficial en Marketing Digital en Madrid, se imparte una asignatura llamada Realidad Digital, donde parte de los contenidos se centran en explicar cómo funciona el Blockchain.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *