Historia concisa del email marketing


Indiscutiblemente, el e-mail marketing se ha convertido en un elemento indispensable en nuestra vida, tanto en el ámbito profesional como en el personal. Solamente tienes que pensar en la gran cantidad de correos electrónicos que se envían cada día: facturas, si eres profesional, fotos, vídeos, newsletters… Seguro que miras tu email más de una y más de dos veces al día.

Si bien el correo electrónico ha cambiado mucho desde que nació, con el tiempo y la aplicación del email al marketing también ha cambiado enormemente, y ahora, las campañas no tienen absolutamente nada que ver con cómo eran las campañas de hace unos años, así como también han nacido/cambiado los programas para enviar correos masivos.

Una de las bazas con las que ha jugado el e-mail marketing para evolucionar y alcanzar las cotas a las que ha llegado hoy en día, ha sido la llegada de internet y la penetración en la sociedad. Y es que el email se usa desde los años 90, y muy pronto, las empresas de todos los tamaños se dieron cuenta de la gran utilidad que tenía esta herramienta para comunicarse. El email es perfecto para comunicarte con los clientes y con otros profesionales, y lo mejor es que no necesitas sello ni sobre, todo lo que necesitas es una herramienta de email y una conexión a internet. De hecho, se popularizó tanto, que en el año 95 se enviaban más correos electrónicos de índole marketera que las cartas físicas se enviaban por correo.

Un problema que presentaba en su nacimiento el email es que muy rápido se empezaron a recibir correos basura, el spam que todos conocemos, y que se metía en los buzones de entrada, dinamitando muchas veces las cuentas de correos. De hecho, las personas que usaban el spam lo hacían para conseguir datos o acceder a la base de contactos de la persona que lo recibía. Años más tarde, las herramientas antispam ayudaron a solucionar este problema, y poco a poco se fueron refinando para depurar aún más los filtros, ya que a veces se camuflaba perfectamente con el correo ordinario y válido. Luego, descubrieron que había aspectos que podían facilitar que tu email llegara a la bandeja de entrada.

Poco a poco el envío de correos masivos se fue regulando, así como vio el nacimiento de un código de buenas prácticas. Esto influyó de una forma importante en la mejora de la reputación de este canal por parte de los profesionales, que ya no lo veían simplemente un canal por el que recibían spam.

Pero lo que de verdad hizo despegar el e-mail marketing fue la llegada de las redes sociales a mediados del año 2000. Esto hizo que muchos condenaran el email a muerte, pero lo que hizo fue revitalizarlo integrándose ambas herramientas. De hecho, hoy en día no es que siga vigente, sino que es una de las herramientas más importantes que se pueden usar. Son muchas personas en muy diferentes ámbitos las que usamos el email marketing, para enviar documentos, música o todo lo que quieras compartir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *