Google+
Loading...
You are here:  Home  >  Artículos  >  Current Article

Honestidad y humildad: las dos “H” de la Comunicación Digital

By   /   2 mayo, 2012  /   1 Comment

A los marketeros nos encantan los títulos que prometen formulitas mágicas del tipo “25 cosas que harán que ganes mucho dinero”, o del tipo: “Las 4 M y las 5 J del nuevo modelo lucrativo de negocios”. Por eso, solo en esta oportunidad me plegaré temporalmente a ese lenguaje, para tratar de llegar “al target” con la idea que expondré a continuación.

Mucho se ha hablado de las cosas que debemos hacer para ser exitosos en los Medios Sociales, otro tanto se ha hecho para decir también lo que no debemos hacer, sin embargo, es poco el énfasis que se ha hecho en cuanto al cambio que significa la exposición en Internet sin la protección que antes nos daba el modelo de los medios masivos de comunicación.

En los mass media, el esquema Lasswelliano de la comunicación intentaba responder la pregunta “Quién – dice qué – por qué canal – a quién”, explicando el hecho comunicacional en una fórmula simplista conformada por el cuarteto “Emisor – mensaje – medio – receptor”. Internet rompe total y definitivamente con ese modelo.

El modelo de la comunicación masiva, nunca llegó a establecer una comunicación real, y jamás logró superar el simple estatus de la emisión de información. Sin embargo, su aceptación fue posible con base en una realidad: habían pocos emisores y muchos receptores. Esa correlación desfavorable provocó la adopción de prácticas de manipulación y monopolización de la creación de contenidos y mensajes, ya que los emisores tradicionales pasaron muy pronto a controlar también los canales de distribución de lo que se decía. Estos emisores tradicionales lograron con su poder mediático cortar el flujo de contenidos, limitando la salida de mensajes que no les eran convenientes, o creando paredes artificiales que bloqueaban la propagación de contenidos culturales. Es de hecho el modelo que aún defiende la Industria de Contenidos de Hollywood impulsando iniciativas como ACTA o SOPA.

En Internet es imposible controlar los flujos de información. El control de los contenidos en Internet ciertamente es más democrático, controlado de manera igualitaria entre todos los actores del hecho comunicacional. El mensaje pasa a ser el elemento más relevante del modelo, ya que emisores y receptores se confunden en una dinámica permanente de creación, copia, transformación y redistribución de contenidos.

Tenemos entonces múltiples emisores y múltiples receptores que pasan a ser re-emisores y creadores de contenido. Es tan complejo el modelo, que es muy difícil esquematizarlo.

La imposibilidad de control sobre mensajes, contenidos y medios es lo que hace necesario erradicar la filosofía maquiavélica del hecho comunicacional, y es aquí cuando entran en escena las dos “H” que mencioné en el título del artículo.

En Internet nada se oculta. Las viejas prácticas de persuasión basadas en el engaño y la manipulación han caducado, ya no funcionan. Y la cosa empeora cuando descubrimos que existe una predisposición negativa de los antiguos “consumidores” con respecto a estos emisores tradicionales. La audiencia se ha rebelado, se ha unido en redes de intercambio que las hace más inteligentes y más informadas.

La conversación en línea, humana por excelencia, debe ser en ese sentido sincera, honesta. Los usuarios de Internet sabrán cuando alguien miente, e incluso valorarán a aquellos que cometen errores pero reconocen y rectifican. Para que ello ocurra, los emisores tradicionales deben “bajar de su pedestal”, enfrentarse a sus audiencias en igualdad de condiciones sin tratar de imponer su agenda, deben ser humildes.

Honestidad y humildad, dos valores olvidados por los maestros de la manipulación del Marketing pre-histórico de los años 50, hoy son el eje fundamental de la presencia digital de marcas, políticos, personajes famosos y empresas. Internet les acerca a sus audiencias, pero deben adaptarse a la nueva lógica digital, de lo contrario, el nuevo sistema los expulsará.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
    Print       Email

About the author

Optimista digital radical. Este Publicista y Comunicador navega en Internet desde los años 90 y descubriendo sus capacidades para transformar la sociedad desde que tiene uso de razón. Trabaja con los medios digitales desde el año 2004. No es el medio, es el mensaje. No es la herramienta, es el contenido.

1 Comment

  1. Joel Pinto dice:

    Si se pusieran en práctica las dos “H” y le agregáramos una “T” tendríamos en Internet un funcionamiento mucho más nutritivo. La “T” es por transparencia. Tanto humo, tanto cuento que no se puede ver lo que cuáles son realmente las intenciones del que comunica.

    Te dejo el vínculo de un artículo mío que creo complementa tus ideas.

    Saludos,

    Joel

    http://conocealnuevocomprador.blogspot.com.es/2011/08/no-es-una-regla-de-oro-pero-funciona.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You might also like...

IBM

IBM alega que Twitter infringe 3 patentes

Read More →
Sitio web optimizado por: Diseño Web
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance

Uso de cookies Más info

Este sitio usa cookies para almacenar info estadística. Son esenciales para saber cómo se usa este sitio.

Close