La arroba: el nacimiento de un símbolo

Uno de los símbolos más utilizados en el mundo de internet es la arroba (@).

Este símbolo tiene muy diversos usos, como por ejemplo, en el correo electrónico o en la red social de microblogging Twitter, usado para identificar a usuarios o realizar diferentes funciones dentro de esta red social.

Pero este símbolo tiene un origen y una historia que la gran mayoría de sus usuarios desconoce.

El vocablo arroba proviene del vocablo árabe ar-roub, cuyo significado es cuatro, y, su signo pictográfico fue usado por primera vez en la Edad Media, y utilizado por los monjes copistas de libros en los monasterios para unir las letras a y d, al igual que para formar la preposición ad, cuyo significado actual es hasta o para.

Su uso se hizo muy frecuente a través del tiempo, y, se convirtió en algo oficial para las cartas que se redactaban en latín, anteponiendose al destinatario de la misma.

Sin embargo, durante el siglo XIV, se usaba como símbolo del precio de determinados productos, siendo de esta época la documentación más antigua de este simbolo.

La relación de la arroba con internet nace de la casualidad, puesto que, con la creación del correo electrónico por parte de Ray Tomlinson, fue necesario usar un signo que identificara el nuevo protocolo, y la arroba era el único símbolo del teclado que quedaba sin utilizar.

Tomlinson explicó recientemente que “podría haber sido más fácil usar un corchete, un paréntesis o incluso una coma, pero estos signos ya estaban siendo usados para otras cosas, y de los caracteres que quedaban libres, la arroba era el mejor. Además, otro punto a favor de este símbolo, es, que al traducirse como “at” en inglés daba sensación de localización.”

No obstante, la primera dirección de email fue tomlinson@bbn-tenexa, y su significado, @Tomilinson en la máquina bbn-tenexa”.

Como en muchas otras ocasiones, lo que se creó por casualidad, se convierte en algo indispensable para nosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *