La Celestweena, puente entre la lectura y las nuevas tecnologías

El Museo del Libro de la ciudad de Burgos puso el año pasado en marcha una interesante iniciativa mediante la que pretendía dar a conocer a más de 1.700 alumnos burgaleses y de los alrededores la historia del libro.
Tras el éxito arrollador cosechado por esta, este año se volvió a celebrar ayer una nueva edición en la que se celebraron varios eventos, como un taller didáctico según la edad de los alumnos y una visita guiada al museo.
En los talleres, los alumnos de primaria pudieron saber “cómo se viste un libro”, conociendo todas sus partes.
Además, los alumnos de segundo de primaria visitaron el Museo del Libro y pasaron “Un día en el scriptorium”, donde utilizaron disfraces para caracterizarse como monjes medievales y aprendieron todos los quehaceres diarios de estos personajes durante la Edad Media, así como aprendieron dónde se escribían los códices, cómo se usaba la tinta y conocieron más sobre los pergaminos.
También, los alumnos pudieron aprender cómo funcionaba la imprenta de Gutenberg, y, los más mayores viajaron al pasado en “Tabula Cerae, ¡anótalo!, donde aprendieron sobre la evolución de la historia de la escritura en las grandes civilizaciones.
Pero la mayor novedad de esta edición fue el taller para alumnos de segundo ciclo de secundario, donde los estudiantes pudieron conocer la historia de las abreviaturas en la escritura, La Celestweena, así llamado porque los alumnos tuvieron que escribir un párrafo de la obra de Rojas en Twitter y enviarlo a la red social.
Sin duda, es una iniciativa muy interesante, no solo para alumnos, sino tambien para aquellos curiosos y amantes de la literatura.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *