Los terrores del Community Manager (1er Capítulo): El agotamiento creativo

Supongo que a todos nos ha pasado que de pronto nos sentimos en pausa ante la ventana de nuestro Hootsuite o Tweetdeck, sabemos que tenemos que escribir, responder, tomar acciones, pero ese día, en ese momento: no sabemos ni por dónde empezar, a eso es lo que llamo: el agotamiento creativo, uno de los Terrores del Community Manager.

La mayoría de la gente ve muy simple eso de escribir un Tweet o poner un post en el Muro de Facebook, pero no tienen idea de lo que es escribir cientos de ellos a la semana y para agregarle dificultad, pongamos que de diversas cuentas, el Community Manager por sobre muchas cosas requiere un esfuerzo creativo constante, agilidad mental para responder oportuna y correctamente, darle giro a situaciones inesperadas, enfrentarse a reclamos, etc. etc. Es como una alcabala o encrucijada por la que pasan cientos de personas consultando diversas direcciones, con diversas necesidades, etc. Por decirlo de algún modo: el flujo de preguntas es tan constante que las respuestas se vuelven escasas. Un buen Community Manager, ese que se esfuerza por llevar con profesionalismo su oficio, sabe que hay una gran diferencia entre poner cualquier cosa para rellenar un Timeline o responder lo primero que se le ocurra.

Aunque el ideal es que un Community Manager gestione una cuenta de forma exclusiva para evitar dispersiones, es un hecho que la mayoría gestiona varias cuentas y entonces la clave está en aprender a identificar tus límites: no puedes abarcarlo todo, seguramente te costará decir “No” a un nuevo cliente, pero ten por seguro que lo mejor será pasarlo a otra persona que pueda hacer mejor el trabajo, por algo hay un dicho que dice: “El que mucho abarca poco aprieta”, incluso por el simple hecho que físicamente sea imposible hacer una gestión correcta de muchas cuentas.

En mi experiencia y discutiendo con otros colegas he descubierto que el agotamiento creativo puede tener diversos orígenes, pero uno de las más comunes surge del hecho que el 95% de los Community Manager Freelance trabajan desde su casa y suelen estar bastante aislados de otras personas, salvo digitalmente, esa falta de contacto físico, discusiones, intercambios de opinión, tomarle el pulso a su entorno, etc. suelen provocar rutinas, no sólo de trabajo practico, sino incluso mentales, que derivan en definitiva en esos accesos trancados a la creatividad a la hora de redactar contenidos, por ejemplo.

En lo personal creo que hay que aprender a tomárselo con calma, ese agotamiento creativo es pasajero, sólo será constante si estás abusando de ti mismo, si pretendes cumplir más tareas de las que una buena planificación podrá permitirte. Hay que tomar aire, respirar el entorno, sentarte a tomar un café con amigos, hay que aprender a desconectarse y respetar los momentos en los que no tendrías porque estar frente a la máquina.

Tanto nos empeñamos en cumplir a cabalidad nuestras gestiones 24x7x365 que parecemos olvidar que la empresa o marca para la que gestionamos sus cuentas es la primera a la que debemos dejarle claro que no somos una máquina y en mi experiencia, la mayor satisfacción que he tenido gestionando una cuenta no-personal ha sido lograr transmitirle a la comunidad que hay una persona de carne y hueso como ellos detrás de la pantalla: que se alimenta, duerme, se divierte, etc., así que no deberíamos olvidar que cuando hablamos de la humanización de las marcas, productos y servicios, eso también incluye que la marca descanse, salga a pasear, se tome unas horas de relajamiento, se canse, etc. aunque en definitiva, siempre será así: la gestión de canales en Social Media exige mucha atención y tiempo de nuestra parte.

En el caso de las agencias, normalmente, hay grupos creativos alivian de algún modo la carga o en su defecto equipos de Community Managers que cubren turnos de trabajo, aunque sobre ese particular tengo mis reservas, en todo caso, tanto para estos como para los freelancers: Organizarse es fundamental para evitar el agotamiento mental y físico, planifica con tiempo tus acciones previsibles, deja a la cotidianidad sólo lo que le corresponde: improvisar está muy bien cuando surgen imprevistos ya hay suficientes imprevistos que genera la dinámica del Social Media por propia naturaleza como para que una mala planificación agregue más complicaciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 Comments

  1. Hola Ivan, tienes razón en lo que dices, los CM que trabajamos desde casa tenemos que buscar la inspiración dentro de nosotros mismos. Lo que a mi me ha funcionado es combinar períodos de alta creatividad y “descansar” con una actividad operativa.
    Por otro lado, hay que entender el lenguaje del cuerpo y a veces es necesario salir de casa aunque sea a dar un breve paseo. Un encuentro casual, algún estímulo externo, un comentario con el vecino nos puede reanimar y alimentar ese nivel de creatividad. Gracias por compartir

  2. Hola M.Blaya, gracias por tu comentario, en efecto, la semi-automatización en diversos procedimientos y procesos que forman parte de la tarea del #CM es muy importante, eso si: bien direccionada y planificada, de forma tal que libere de gastos de tiempo y esfuerzo que podremos y deberemos, en todo caso, dedicar a esas tareas que implican nuestra creatividad para hacerles frente y que son, justamente, a los que me refiero con el agotamiento creativo. Un placer y seguimos en contacto.

  3. Artículo muy interesante
    Aunque se le tiene un poco de miedo, los procedimiento semi-automáticos pueden ayudar a realizar ciertas tareas repetitivas, como monitorizar actividad, localizar usuarios con determinados intereses …
    No se trata de dejar las cuentas solas a merced de un robot, sino organizarse para poner foco en las tareas que más valor puede uno aportar y delegar las repetitivas y no creativas.
    Saludos y gracias por la entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *