No te lleves un escudo a la guerra, llévate un smartphone

Corren tiempos difíciles para los que quieren saltarse la ley a la torera y sembrar injusticia valiéndose de acciones anónimas.

Los levantamientos sociales de los que venimos siendo testigo desde hace varios meses y la rabiosa actualidad que nos llega en cada disturbio, nos han hecho darnos cuenta de que vivimos en un nuevo paradigma donde la información corre de un lado a otro del planeta de manera veloz.

Las represiones policiales a manifestantes, las malas artes en conflictos bélicos o los actos vergonzosos de algunos políticos nos han acompañado desde hace muchísimo tiempo pero, éste nuevo contexto de conexión masiva desde un gadget que llevamos en el bolsillo han conseguido que éstos actos denigrantes se aplaquen y, por lo menos, intenten evitarse de cara al ciudadano.

Las últimas actuaciones policiales vividas en la #primaveravalenciana han sido denunciadas de manera pública gracias a éstas nuevas armas de denuncia que son los smartphones.

Además hemos podido evidenciar cómo un público joven, donde el uso de redes sociales es toda una costumbre y manera de vida, ha conseguido hacer llegar al mundo la injusticia sufrida, pasando a ser un colectivo muy a tener en cuenta a la hora de ser protagonista de actos ilegales e inmorales debido a su gran manejo de éstas nuevas vías de comunicación.

No somos soldados ni hacen falta bayonetas, nuestros smartphones, conexiones a Internet y redes sociales son todas las armas y escudos que necesitamos para luchar contra los que quieran callarnos la boca y nuestro derecho a la protesta a base de desvergonzada impunidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 Comment

  1. Ciertamente, de acuerdo con lo que escribiste. En mi caso, cuando ocurre algún acontecimiento de emergencia, suena un poco frívolo, pero por instinto lo primero que hago es hacer uso de mi smartphone.
    Unos detalles de acentuación:
    Escribiste “éste nuevo contexto”, “éstos actos”, “éstas nuevas armas”.
    Cuando lo correcto es: este nuevo contexto, estos actos, estas nuevas armas.
    Cuando el “este” va solo, se acentúa porque actúa como pronombre; cuando va antes de un sustantivo (como es el caso de: este nuevo contexto, estos actos, estas nuevas armas) no se acentúa.
    Son detalles que me dilatan la pupila 🙂 no sé si es manía pero corregirlos y fomentar un buen uso de la ortografía no está demás.
    Desde Venezuela .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *