Para las marcas, renovarse o morir

Lo digital es un entorno en el que contínuamente hay que estar renovándose, ya sea en lo que se refiere a servicios o (y esto también es fundamental) en lo referente a imagen corporativa y aspecto.

Los tiempos cambian y las empresas y las marcas tienen que adaptarse a cada momento

Es por ese motivo por el que las marcas no pueden quedarse ancladas en el pasado y tener la misma imagen corporativa siempre, pues corren el riesgo de quedarse obsoletas y anticuadas, transmitiendo un mensaje que para nada puede conectar con el cliente que ya tiene o con el cliente potencial.

Y es por eso que todas las empresas necesitan el Rebranding.

¿Qué es eso del Rebranding?

El Rebranding es un cambio no solamente de imagen, sino de mentalidad. Trata de desarrollar y potenciar mucho más que su identidad visual: trata de potenciar su propia personalidad adaptándose a los nuevos tiempos.

Pero para realizarlo como se debe de verdad, hay que conocerlo todo acerca de la marca a la que se le va a hacer: misión, objetivos, hitos, filosofía… y desde ese conocimiento es desde donde el acercamiento visual y conceptual de la marca se hace.

Naturalmente, este proceso no se hace solamente por parte del profesional o profesionales que trabajan en tu marca, sino que es un trabajo que se debe realizar entre marca y profesional, pues el punto de vista que aporta uno no lo aporta el otro. Son visiones complementarias de un mismo objetivo, y ambas partes son fundamentales para llevar el proyecto a buen término. La disparidad de opiniones puede ayudar a que entre las dos partes se encuentre más rápida y de forma más efectiva cuál es la verdadera fortaleza de la marca, aquello que hay que conceptuar y mostrar de forma visual para que llegue de forma efectiva al usuario final, que es quien compra el producto.

¿Cuál es el objetivo final del rebranding?

El rebranding persigue que la presencia de una marca en el entorno digital sea más potente y más coherente. Trata de aglutinar todos sus valores y lanzarlos de forma efectiva al entorno dospuntocero para que el usuario los haga suyos.

Un buen ejemplo de Rebranding

Todo se ve mejor si se ejemplifica, ¿verdad?

Artfurniet Cuadros Decorativos es una empresa de arte que mantiene un continuo contacto con artistas, pero su imagen no casaba con lo que pretendía transmitir, y se le hizo un rebranding, un restyling, si quieres llamarlo así.

Se analizó el ADN de la marca y se estudiaron todos aquellos conceptos necesarios para tener en cuenta y así crear la identidad corporativa que la empresa ha lanzado recientemente.

No solamente se cambió el logo, de aspecto muy antiguo, sino que se dotó a la web de la personalidad moderna y desenfadada de la marca, consiguiendo un muy buen resultado. Puedes visitar su nueva web aquí.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *