Políticos enredados

Con las Redes Sociales, como no me canso ni me cansaré de repetir una y otra vez, se ha producido una total y absoluta revolución social, tomando el término “revolución” en su significado último de “cambio“.

Este cambio se ha producido en casi todos los aspectos y sectores de nuestra sociedad, ya que esta avanza y se adapta a los nuevos tiempos.

Algo íntimamente ligado y vinculado íntimamente a la sociedad es la forma de dirigirla, la manera de gestionarla; al igual que aquellos tiempos en los que los políticos y senadores iban al Foro a difundir sus proclamas han quedado atrás, el modelo político actual empieza a quedar obsoleto y anticuado.

Si uno de los principales pilares de la Política es, o debería ser, la comunicación entre la clase dirigente y el pueblo, y esta se está viendo muy influenciada por las Redes Sociales es lógico pensar que la Política también está siendo influenciada por los Social Media, y es ahora cuando los que están ahí deben dar el salto al mundo 2.0.

Este planteamiento debería ser el que se pone en práctica, pero la realidad es otra muy diferente: nuestros dirigentes y las Redes Sociales no se llevan bien.

Los políticos aún están gateando, no solo en este campo, sino en el uso de las nuevas tecnologías en general. Desconocen de manera general cómo usar los nuevos recursos a los que tienen acceso, desaprovechando así todos los beneficios que estos le pueden reportar.

Sin duda, podemos afirmar que nuestros políticos están enredados en las Redes Sociales, sin saber muy bien por dónde salir.

No obstante, algunos sí que se atreven a entrar en la jungla 2.0, donde las reglas, como todos sabemos, son diferentes. En la gran mayoría de los casos estas incursiones se limitan a crear perfiles en Twitter o en Facebook para difundir mensajes de Campaña y conseguir electores y adeptos y que, pasados los comicios, caen en el olvido.

Me reitero en que las Redes Sociales suponen un canal y una fuente inagotable de información y comunicación ignorado en la mayoría de casos en Política con mayúscula. Si se aprovechara su potencial, podría usarse como modo de acercarse al pueblo, algo que considero indispensable en los tiempos que corren, ya que, si algún sector está alejado del pueblo, ese es el formado por quienes rigen el destino del país, y por tanto, el nuestro. Los Refrendos y consultas populares son importantes, por supuesto, pero solo tienen lugar en momentos puntuales, y los políticos deben tener entre sus prioridades fundamentales saber de primera mano qué dice el Pueblo, cuándo y cómo lo dice, conocer sus problemas e inquietudes, para lo que les pueden ser muy útiles los Medios Sociales.

En conclusión, es necesario desenredar las Redes, usarlas adecuadamente para llegar al Pueblo, para que nos recuerden que estamos Gobernados por personas que se preocupan de la Sociedad, y para demostrar que el concepto de Política no es algo estático que consiste solo en hablar y autoescucharse, sino, que se adapta a los tiempos y que es un ser vivo que evoluciona con la Sociedad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *