Universal Music demanda a Grooveshark

Tras la aparición del popular reproductor de música en streaming Spotify fueron varias empresas las que lanzaron sus propios servicios de música online intentando aprovechar el tirón de Spotify, como Grooveshark, GoEar o Last.fm. Muchos de estos servicios han tenido poco éxito, por lo que no han resultado rentables, lo que no es el caso de Grooveshark, aunque este servicio se enfrenta a un problema de índole diferente.

Grooveshark se alimenta de lo que sus usuarios proporcionan al reproductor, pero es la compañía la que debe mantener las canciones alojadas en sus servidores, y, según la distribuidora Universal Music Group, ha mantenido en sus servidores su material musical sin pedir permiso explícito a sus dueños, por lo que ha presentado una demanda contra Grooveshark de más de 150.000 dólares en concepto de indemnización por cada canción.

Al parecer, el CEO de Grooveshark, Samuel Tarantino, añadió a sus servidores más de 1700 canciones, lo que Universal reclama como su material. Igualmente, la distribuidora también acusa a Paul Geller, presidente de la compañía, de subir más de 3000 canciones, y, a su Vicepresidente, Benjamin Westermann- Clark, de hacer lo mismo con más de 4000 canciones.

Si el tribunal declarase culpable a Grooveshark, la compañía enfrentaría una deuda que no podría pagar, con lo que su futuro sería incierto.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *